PIEL SECA
PIEL SENSIBLE
CUTIS SENSIBLE
ANTI-EDAD
PIEL GRASA CON IMPUREZAS
PIEL SENSIBLE AL SOL
COMPONENTES
FORMULACIONES GALÉNICAS
MÉTODOS
INGREDIENTES INCI
LA PIEL Y SUS CÉLULAS
FISIOLOGÍA DE LA PIEL
CONDICIONES DE LA PIEL
HIGIENE Y CUIDADO
FOTOPROTECCIÓN
NUEVOS PRODUCTOS
LINKS DERMATOLÓGICOS
Home
Programa médico para el cuidado de la piel
TEST DE LA PIELSUSCRIPCIÓNCONSEJOS Preguntas más frecuentesSITEMAPCONTACTAR
INFO PRODUCTOSLA PIEL GAMAS DE PRODUCTOS NOVEDADESSERVICIOS
GAMA DE PRODUCTOSMANUAL DE CONSULTA INFO MÉDICAINGREDIENTES INCIESTUDIOS CLÍNICOS
Home Gama de productos Piel Seca Información Médica
Piel seca problemática, piel extremadamente seca y piel seca atópica
Una gran proporción de la población presenta piel seca. Este estado puede diferenciarse en tipos y grados de gravedad. El estado de la piel depende de diversos factores externos (exógenos) e internos (endógenos). La exigencia preponderante de la limpieza y el cuidado de la piel seca es la rehidratación suficiente y la regeneración de la membrana lipídica deteriorada.
La piel seca es especialmente corriente en niños menores de 10 años y en adultos mayores de 60. Alrededor del 15 al 20% de la población presenta una predisposición atópica a la piel seca (xerodermia). Entre los 10 y los 50 años de edad, el número de mujeres con piel seca es notablemente superior al de hombres. En general, cabe distinguir entre la piel seca problemática y la piel extremadamente seca. En ambos tipos, la causa fundamental reside en un déficit de factores hidratantes naturales ( NHF), especialmente urea. Una forma especial es la piel seca atópica, en la que contribuye, en gran medida, el metabolismo deteriorado de los ácidos grasos de la piel.

Características de la piel seca problemática
La piel seca problemática se caracteriza por:
Leve descamación
Aspereza
Sensación de tirantez
Posible prurito
A través de un trastorno del proceso de queratinización se reduce notablemente la concentración del factor hidratante natural urea. Subsiguientemente aparece una disminución de la capacidad de retención de humedad y la piel pierde cantidades crecientes de agua (pérdida transepidérmica de agua, TEWL), se reseca y genera los síntomas correspondientes. Por esta razón, la piel seca es especialmente propensa a reacciones alérgicas, por ejemplo, a los perfumes. Para el cuidado de la piel seca problemática son adecuados los preparados con una concentración de urea del 3 al 5% aproximadamente.
La urea incrementa significativamente la capacidad de la piel para fijar agua en comparación con la aplicación de agua pura o una emulsión agua en aceite sin principios activos (según Wohlrab 1988).
Características de la piel extremadamente seca
A menudo es necesario un tratamiento para aliviar los síntomas siguientes:
Aspereza y agrietamiento
Formación de callosidades/descamación
Prurito frecuente
Al mismo tiempo, puede justificarse, razonablemente, un tratamiento a base de productos para el cuidado de la piel con urea a la concentración del 10% aproximadamente.

Forma especial: piel seca atópica
En personas con piel seca atópica (neurodermatitis o dermatitis atópica) se observas los síntomas siguientes:
Descamación, piel áspera con formación de líquen (engrosamiento, agrietamiento de la piel) y rágades.
Prurito inteso.
Tendencia al eritema y a la inflamación (eccema atópico).
Aparte de la ausencia de factores hidratantes naturales, especialmente urea, aparece un trastorno del metabolismo de los ácidos grasos que ocasiona alteraciones cualitativas en la barrera lipídica de la piel y, en consecuencia, un deterioro de la función barrera; en investigaciones científicas puede constatarse que los ácidos grasos esenciales omega 6, ácido linoleico y ácido gamma-linolénico, que se absorben por la piel, se añaden a los lípidos estructurales que dependen del ácido linoleico. De esta manera se restablece la función barrera en la piel seca atópica. Además, los productos para el cuidado de la piel que contienen una proporción elevada de urea pueden compensar la falta de factores hidratantes naturales que se detecta en pacientes afectos de dermatitis atópica. El aceite de onagra, que puede administrarse tanto por vía oral como por vía tópica, se caracteriza por su riqueza en ácidos linoleico y gamma-linolénico (ambos totalizan aproximadamente un 85%) y por una tolerancia cutánea clínicamente comprobada.
Limpieza de la piel seca
El contacto prolongado con agua sola, incluso de la piel sana, puede ocasionar un incremento de la permeabilidad cutánea y, en consecuencia, una resecación de la piel. Además, el lavado diario con detergentes o la influencia de álcalis (jabón) debilita la función barrera. En consecuencia, especialmente para pieles secas se recomiendan los productos Eucerin® piel seca aceite de ducha, que contienen una gran proporción de lípidos reen-grasantes, relacionados con la piel, y componentes calmantes, antipruriginosos (por ejemplo, polidocanol). cutánea clínicamente comprobada.
RESUMEN
Eucerin® Piel Seca ofrece una gama de productos para la limpieza y el cuidado de la piel problemática y extremadamente seca, médicamente activos y cosméticamente agradables; los productos para el cuidado Eucerin® urea contienen agua que se une a las moléculas de agua de la piel, previniendo, en consecuencia, la resecación. Los preparados para el cuidado Eucerin® omega 6, con aceite de onagra, refuerzan la función barrera de la piel. Los productos de higiene Eucerin® Piel Seca aceite de ducha limpian suavemente y refuerzan la función barrera de la piel seca gracias a su elevada proporción de lípidos reengrasantes.
 
Aviso Legal